BPO, Tercerizar tareas en la empresa
747
post-template-default,single,single-post,postid-747,single-format-standard,mt-747,mt-post-bpo-centrar-la-actividad-empresarial,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpbdp-with-button-styles,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

BPO, centrar la actividad empresarial en lo importante

BPO

BPO, centrar la actividad empresarial en lo importante

La externalización de los procesos de negocios (Business Process Outsourcing) o BPO, se ha consolidado como una práctica usual de la actividad empresarial actual. Utilizado tanto por grandes empresas como por pymes, la subcontratación de servicios concretos permite a los gestores centrarse en aquellos aspectos fundamentales de la actividad, en el núcleo del negocio.

La globalización de la competencia, la imprescindible profesionalización de la actividad y la multiplicación de empresas de servicios altamente cualificadas, han colaborado a la generalización de esta modalidad de gestión.

Normalmente, el objetivo de la BPO es reducir costes y recursos por parte de la empresa contratante y es sumamente frecuente en aquellas  que quieren maximizar la eficiencia de sus operaciones sin tener que emplear grandes cantidades de recursos, especialmente en lo referido a costes fijos, como el de personal, de espacio físico y de equipamiento. Pero además, la empresa puede optar en cada momento por contar con el apoyo en su sociedad de los mejores expertos en cada materia.

El BPO se muestra también muy conveniente  a la hora de emprender nuevas líneas de negocio y situarlas en el mercado de forma rápida. La externalización debe significar eliminar gastos de estructura y ganar flexibilidad. También, minimizar costes en tecnología y en actualización de software.

Del catering a las TIC

La externalización de servicios en grandes empresas es una práctica antigua y efectiva que durante bastante tiempo se ciñó a aspectos básicos como la subcontratación de servicios de limpieza, catering para comedor de empresas, etcétera. Hoy la BPO se extiende a aspectos mucho más sofisticados y delicados dentro de la actividad empresarial. Según datos oficiales las áreas del BPO que tradicionalmente han obtenido una mayor demanda y desarrollo son:

  • BPO de Administración y Finanzas: Incluye el análisis financiero, reporte y planeamiento financiero, contabilidad gerencial, gestión de tesorería y caja, pago y recibo de cuentas, administración de riesgos e impuestos.
  • BPO de los RR.HH. Tanto en consultoras de alta dirección como en posiciones laborales específicas.
  • BPO de las TIC. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación han permitido que parte del trabajo de las empresas se pueda desarrollar en diferentes lugares, y más aún, que sea hecho por otras empresas especializadas, generalmente a un coste menor o con mayor eficiencia.

En este ámbito, el de las tecnologías y la comunicación, es de gran importancia, como comentábamos en un artículo anterior, la ciberseguridad en la actividad de las empresas.

Pero existen riesgos en la externalización de procesos de negocios que deben ser tenidos en cuenta. En un reciente artículo del experto Julio Marcos García Maceiras, se advierte que, por lo general, el BPO “permanece difuminado, cuando no ausente, en los planes de negocio de las empresas”.

Según el autor, a pesar de representar un aspecto clave de la operativa de las empresas, la decisión de externalizar procesos de negocio raramente se recoge de forma adecuada en los instrumentos que integran la planificación empresarial.

“Es un hecho contrastado que gran parte de los fracasos en proyectos de outsourcing no se debe a errores de concepto o de ejecución sino a negligencias de planificación. Al lado de estupendos planes económicos-financieros, al lado de ingeniosos planes de marketing o de innovación, pocas firmas prestan la debida atención para elaborar genuinos planes de externalización.”

Es frecuente que la externalización se adscriba en muchas empresas españolas al área de compras y que el factor determinante para la selección de “socio” en procesos de negocio sea el del precio, más que un verdadero análisis cualitativo del servicio.

“Tratamos a la empresa BPO como a un proveedor más. La externalización se concreta como otra compra ordinaria y un proceso que debería plantearse en términos de confianza, transparencia y corresponsabilidad, a veces se resume en una serie de directrices no pactadas, escasa supervisión y aplicación poco meditada de un régimen de penalizaciones”.

La ausencia de planificación en la ejecución de BPO puede llevar al extremo de afectar al cumplimiento regulatorio o a la estrategia de responsabilidad social corporativa, sin tener en cuenta que la responsabilidad última es de la empresa contratante, no de aquella en la que se ha depositado la externalización del servicio.

Un buen plan de externalización debe ser una oportunidad para incorporar a  nuestra empresa no sólo servicios sino experiencias. Es importante tener en cuenta que la correcta aplicación de una estrategia de BPO debe favorecer el proyecto de empresa, no incidir negativamente en el objetivo básico de negocio (core business) ni transformar negativamente la cultura organizativa.

1Comentario
  • Tomabiary
    Publicado en 06:54h, 27 octubre Responder

    Quisiera mas información sobre este tema

Publicar Comentario

Arsi Spain

Somos la única compañía capaz de dar respuesta a la organización y personas en todas sus áreas

Certificación Incibe Ciberseguridad
aei ciberseguridad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Conoce nuestro curso de
Mecánica de Motociclismo de Competición