Ciberseguridad del automóvil; una asignatura pendiente | ARSI
843
post-template-default,single,single-post,postid-843,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Ciberseguridad del automóvil; una asignatura pendiente

ciberseguridad del automóvil

Ciberseguridad del automóvil; una asignatura pendiente

Hablemos hoy de la ciberseguridad del automóvil. No es complicado, seguro que no lo es para ti, imaginar una de esas películas de americanos en la que los vehículos de una de esas súper autopistas sin curvas se vuelven locos de repente. En el cine, se mira desde una butaca cómo unos chocan contra otros, y vuelven sobre sí mismos, y dejan de comprender las señales de tráfico…

Es algo así como Regreso al Futuro dieciséis, pero de broma. Lo que no es ninguna broma es comprender que no estamos regresando a ninguna parte, y mucho menos al futuro, cuando nos paramos a pensar por la ciberseguridad del automóvil. Dentro de nada sería perfectamente posible que los vehículos no entendiesen el botón de velocidad constante, por ejemplo, y comenzasen a acelerar o frenar sin sentido.

Pero más grave aún es lo que puede ocurrir cuando los vehículos se conduzcan ellos solitos. No nos hemos sorprendido mucho ante la novedad de los automóviles que aparcan solos y la cosa tiene más enjundia de la que parece. Decenas de sensores programados al unísono que son capaces de leer el espacio y decirnos si cabemos en una plaza o no, si existe algún obstáculo elevado que no veamos. Además se coloca en el sitio exacto, mira si vienen coches por detrás y podemos darles al hacer la maniobra; luego gira el volante y uno levanta las manos como inseguro, como dudoso de que la máquina piense por nosotros. Y luego vemos que clava el vehículo justo en el punto exacto, ni más atrás, ni más adelante.

Pues bien, lo que no nos ha sorprendido al aparcar, nos puede sorprender si las pruebas de conducción automática salen bien. Y ahí es donde la ciberseguridad empieza a jugar su papel, nada desdeñable, desde luego. Como ya os dijimos hace unos días, se acaba de celebrar el BlackHat en Estados Unidos, que pasa por ser el punto más importante del mundo relacionado con la seguridad tecnológica.

Puede parecer el mundo al revés, pero el interesante artículo al que te acabamos de enlazar, refiere un curioso experimento que te resumimos. Resulta que un grupo de hackers, acostumbrados a las computadoras, pero poco conocedores de los coches, ha tratado de hackear el sistema de entretenimiento de un vehículo. ¿Lo lograron?, nos preguntamos. Pues vaya si lo lograron, que volvieron loco al sistema entero. Ahora la pregunta que cabe hacerse es qué ocurriría si en vez de dedicarse a fastidiar una parte accesoria de un coche, lo hicieran con el sistema de conducción automática cuando exista. Y si, además, en vez de hackear un vehículo, lo hiciera con todos los de una misma marca, o simplemente con….. todos…

Es una cuestión tan importante, que todas las empresas del sector se están planteando la importancia de formar a sus empleados en ciberseguridad. Esto ya lo habíamos dicho de otros sectores; de hecho, en Arsi estamos trabajando ya en varias de ellas. Sin embargo, no existen límites a ningún sector. Cuanto más se automatice, más necesaria será la ciberseguridad. El mundo es distinto y eso que antes creíamos que era solo para los ordenadores personales tal y como los entendemos, hoy sabemos que afecta a cualquier máquina de las que existen y sobretodo de las que vienen…

No hay Comentarios

Publicar Comentario

Arsi Spain

Somos la única compañía capaz de dar respuesta a la organización y personas en todas sus áreas

Certificación Incibe Ciberseguridad
aei ciberseguridad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies