Laboratorios audiovisuales; pros y contras | ARSI Spain
847
post-template-default,single,single-post,postid-847,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Laboratorios audiovisuales; pros y contras

laboratorios audiovisuales

Laboratorios audiovisuales; pros y contras

Ya sabes que en Arsi nos ocupamos de forma muy destacada por la formación de las personas. Vivimos en un mundo en el que el aprendizaje es constante. Ya no existe eso de “he acabado mis estudios de…” sencillamente porque no va a ser verdad que hayas acabado con tus estudios de nada. Siempre tendrás que aprender más y más para mantenerte actualizado.

Si esta afirmación nos parece cierta con carácter general, en el caso del sector audiovisual, nada puede ser más necesario y veraz. Imaginemos, a título de ejemplo, que una persona cercana a nosotros es aficionada a las cámaras fotográficas. Le regalamos el último modelo con motivo de una celebración especial. Pues bien, a continuación, si queremos sacarle suficiente partido, habremos de completar el citado regalo con un curso de fotografía. Además, ya nos podemos dar prisa, porque el modelo siguiente está ya en el horno, y como se entere nuestro aficionado, tendremos que obsequiarle con lo más novedoso y apuntarle a un curso que tal vez aún ni exista…

Cuando los jóvenes estudiantes, y no tan jóvenes, se forman en el sector audiovisual, uno de los modos mejores que tienen para salir al mercado laboral con cierta garantía, es la de participar en uno de los denominados laboratorios audiovisuales. Recordemos cuando éramos jóvenes, allá por el siglo pasado, que cuando nos llevaban al laboratorio de física o de química, en el cole, era lo más parecido a una fiesta. Lo que nos encontrábamos allí no era si no unos cuantos tubos de ensayo vacíos, y un microscopio, un par de ellos a lo sumo. Pasábamos en fila india y contemplábamos los bichitos que habitan el agua corriente que ingerimos, íbamos a casa y lo contábamos y nos miraban como a bichos raros, pero bichos de carne y hueso  y bien visibles en todo caso.

Los laboratorios audiovisuales que existen en la actualidad son verdaderas joyas de la tecnología y la ingeniería. Las personas que asisten a esos ciclos prácticos, normalmente complementados con formación teórica, tienen a su disposición los últimos avances en producción audiovisual. Se pueden hacer cortometrajes, anuncios publicitarios, trabajo de campo con cámaras impresionantes. Además, los tutores son con carácter general, son profesionales en ejercicio que cuentan con una dilatada experiencia.

La formación de grado, los ciclos que ofrecen las universidades, deben ser complementados con carácter general, pero también con carácter continuo, por la asistencia a laboratorios audiovisuales que acerquen a los alumnos a la vida real. SÍ; ese es otro debate, pero no tan lejano como parece. En el fondo, desde el comienzo de estas líneas, lo que estamos haciendo en Arsi, es velar por el necesario acercamiento entre la formación reglada y la vida profesional. Pueden creernos que, desde nuestra experiencia, los laboratorios audiovisuales contribuyen a hacer mejor a nuestro querido sector, y mejores a los profesionales de hoy, y ya casi de mañana.

No hay Comentarios

Publicar Comentario

Arsi Spain

Somos la única compañía capaz de dar respuesta a la organización y personas en todas sus áreas

Certificación Incibe Ciberseguridad
aei ciberseguridad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies